¡YA TENEMOS ESCUDO Y BANDERA MUNICIPAL DE ESPIRDO!

INFORME-PROYECTO DE ESCUDO Y BANDERA MUNICIPAL

DE LA POBLACIÓN DE ESPIRDO, LA HIGUERA Y TIZNEROS.

Realizado por: Andrés J. Nicolás-Minué Sánchez

Licenciado en Derecho. Diplomado Superior en Heráldica, Genealogía y Nobiliaria (CSIC). Máster en Derecho Nobiliario y Premial, Heráldica y Genealogía.
Colegiado Correspondiente del Colegio Heráldico de España y de las Indias

1º) GÉNESIS DE LA HERÁLDICA MUNICIPAL.

Una gran proporción de municipios españoles cuenta con blasones o armas heráldicas que los distinguen. Cumplen los escudos la misión de mostrar, con figuras y atributos determinados, lo que se tiene por personalidad diferenciada de las localidades respectivas. El empleo de la heráldica municipal va en aumento constante, y cada año un gran número de Ayuntamientos rehabilitan o adoptan viejos o nuevos escudos de armas, pues, a su vez, la Heráldica Municipal tiene importante aplicación en diferentes y muy distintos usos.

Es generalmente tenida por una de las concesiones (en realidad autorización de uso del sello real, es decir, las “barras de Aragón”) de armas municipales más antiguas la efectuada por Alfonso II de Aragón, el 1 de abril de 1187, a la villa provenzal de Millau. Dicho monarca concede el uso de su propia bandera a la villa que es el principio del empleo de la Heráldica comunal, aunque en realidad la concesión se refiera exclusivamente al vexillun nostrum que, por tradición, la villa transforma en sello concejil. Posteriormente es Martín, rey de Aragón, quien el 8 de julio de 1400 concede a la villa de Perpiñán, también en la Cataluña francesa, las armas del Reino de Aragón, al cual pertenecía, o sea, en oro, los cuatro palos de gules.

Es fenómeno normal que infinidad de villas que hoy constituyen parte de cualquier nación moderna lleven las armas concedidas por un soberano que ya nada tiene que ver con ella, pero que obedece a que en el momento de la concesión era parte integrante de ese territorio. Otros concejos de esa Cataluña francesa han cambiado los palos aragoneses, no queriendo recordar su pasado histórico, que no consideran apropiado para el presente. De una u otra manera, heráldicamente las concesiones de armas a los municipios solían efectuarse por los monarcas, unas veces en el momento de la concesión de la carta puebla, otra con los fueros o en actos posteriores, otras en aumento de las primitivas por recordar algún acontecimiento digno de semejante galardón.

En origen las armas de los Ayuntamientos, todas ellas eran de concesión real, posteriormente adoptaron algunos de ellos las de sus señores y otros las crearon propias, basadas en muy varios y diferentes motivos que abarcan todas las diferentes clases de la Ciencia de blasón en cuanto a la catalogación de origen de las armerías.

Fue costumbre francesa en el aumento de las armas municipales la concesión de las reales en un escusón. También se ha empleado el cuartelado, reservando el primero y cuarto cuartel para las principales y el segundo y tercero para las nuevamente concedidas, orden que siempre se debe mantener en la Heráldica Municipal. En ese último caso la concesión podía corresponder a una sola, dos o tres lises, con los esmaltes clásicos de ellas o variados. En realidad el significado de la concesión era la distinción con la figura de la lis. También fue muy normal en Francia la concesión de la inicial del monarca a un Ayuntamiento de nueva creación o que se hubiera distinguido particularmente en su servicio. Difícilmente los monarcas concedían el aumento de armas en los blasones municipales con figura que no fuesen correspondientes a las suyas propias. Todas esas costumbres se transplantaron a España con la venida de los Borbones, los cuales conceden muchos escusones con sus armas, o sean, las lises, a varias ciudades, villas y lugares que les fueron fieles fundamentalmente durante la guerra de sucesión. Carlos III introdujo en la Heráldica española, muy influenciada por la francesa desde los reinados de Felipe V, Luis I y Fernando VI, varias novedades italianas de Parma y de Nápoles.

Las ciudades, villas y lugares cambiaban frecuentemente de armas en virtud de las anexiones territoriales de esos territorios a uno u otro reino.

Nuestra Heráldica municipal tiene origen también, como las otras, en la Edad Media, y de ella se conservan notables sellos y no menos importantes improntas en la Colección de Sigilografía del Archivo Histórico Nacional de Madrid, varios documentos de capital importancia en el Archivo General de Simancas y la otra colección de escudos municipales y sellos que se custodia en el Archivo de la Corona de Aragón, en Barcelona. Con estas colecciones se demuestra el uso de los escudos por los Ayuntamientos y la existencia del uso de armas municipales en esa época que corresponde a los siglos XIV y XV. El Archivo Histórico Nacional de Madrid conserva una notable colección de improntas de sellos municipales, formada en virtud de la Orden Ministerial de 30 de agosto de 1876, que pretendía la comprobación y la ratificación de la emanada el 16 de julio de 1840 por el mismo Ministerio de la Gobernación, por la cual se intentaba que todos los Ayuntamientos poseyeran su propio escudo de armas. Sin embargo, posteriormente a la formación de la citada colección, con casi un siglo de diferencia y a instancias del Instituto Salazar y Castro, especializado en Genealogía y Heráldica, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, por orden del Ministerio de la Gobernación de 23 de marzo de 1956, se solicitó de cada Ayuntamiento de España que en virtud del Reglamento de 11 de mayo de 1952 cada Ayuntamiento debía poseer armas propias que le diferenciara de los demás. Con esta disposición se pretende establecer nuevamente el uso de armas por los Ayuntamientos, siendo varios los que, desde entonces, han rehabilitado o creado su escudo de armas.

2º) LEGISLACIÓN.

  • Real Decreto de 6 de agosto de 1811.
  • Real Decreto de 27 de enero de 1837.
  • Orden del Ministerio de la Gobernación de 16 de julio de 1840.
  • Orden de 23 de marzo de 1956, por la que se dictan normas relativas al uso de sello y membrete en los documentos de las Corporaciones locales.
  • Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local.
  • Real Decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales.
  • Decreto 105/1991 de 9 de mayo por el que se regula el procedimiento y normas heráldicas de aprobación, modificación y rehabilitación de escudos de la Junta de Castilla y León.
  • Decreto 111/1991, de 15 de mayo, por el que se nombra Cronista de Armas de Castilla y León, al Excmo. Sr. D. Alfonso de Ceballos-Escalera Gila, Marqués de la Floresta.
  • Ley 1/1998, de 4 de junio, de Régimen Local de Castilla y León.
  • Instrucciones para la tramitación de los expedientes de aprobación de escudo heráldico y bandera municipal, de 27 de septiembre de 2001, elaboradas por la Dirección General de Administración Territorial de la Junta de Castilla y León.

3º) ANTECEDENTES HERÁLDICOS DE LA POBLACIÓN

Se ha llevado acabo una investigación en los archivos seguidamente relacionados por si existiesen antecedentes heráldicos del municipio de Espirdo:

-Archivo Histórico Nacional

-Archivo General de Simancas

-Archivo Municipal de Espirdo

-Real Academia de la Historia

-Archivo Histórico Provincial de León

El resultado de dicha investigación ha sido negativo en el Archivo General de Simancas, en el Archivo Histórico Provincial de León y en la Real Academia de la Historia.

En el Archivo Histórico Nacional, sección de Colección de Sellos en Tinta, consta el sello que se usaba en dicha localidad en el año 1878 (consecuencia de la mencionada Orden Ministerial de 30 de agosto de 1876). Es el siguiente:

  • El cual no representa un escudo.

           En el Archivo Municipal de Espirdo, en documentos de la misma época (año 1878 y anteriores y posteriores) consta también en el mismo sello.

           En el mencionado Archivo Histórico Nacional también consta el sello que usaba el Ayuntamiento de La Higuera, que actualmente es una pedanía de Espirdo. Es el siguiente:

 

  • El cual no representa un escudo.

            En conclusión, el sello usado no es un escudo de armas y por lo tanto resulta adecuado el diseño de un nuevo escudo.      

 

4º) HEURÍSTICA

Espirdo es un municipio de 800 habitantes situado a tan solo 7 kilómetros de Segovia. Pertenecen al Ayuntamiento de Espirdo que tiene dos pedanías: La Higuera y Tizneros. Se trata de un territorio de industria agrícola y se encuentra ubicada en la unidad morfoestructural denominada Cuenca del Duero.

Desde 1086 se le conocía por “Spiritu”, se llamó Spírido en 1187, en 1247 pasó a denominarse “Spiritu de Ruviales” por su proximidad a la villa y a finales del siglo XIII era conocida como Espíritu de Cuchareros. Fue ya en el siglo XVI cuando adquirió el nombre de Espirdo. Etimológicamente, Espirdo, procede del latín spiritus, es decir, Espíritu.

El territorio de Espirdo tiene una superficie de 26 kilómetros cuadrados y se estructura alrededor de la alineación orográfica de la Sierra de Guadarrama (los Montes Carpetanos) y su altitud media es de 1.070 m.s.n.m.

Los Lugares de Interés Natural incluyen el Cerro de Catillejo por sus relieves residuales y el Mirador del alto de La Ermita de Veladiez. En los últimos años ha tenido un gran auge en el turismo rural debido a su inmensa tranquilidad y los parajes naturales que se encuentran a su alrededor. La Red de Corredores verdes ha ayudado a fomentar las rutas eco-turísticas, en relación con la naturaleza, destinados al deporte y a la contemplación de la riqueza cultural. Prima la tierra del cereal y sus llanuras son onduladas. En sus riberas aparecen chopos, pinos, álamos, fresnos, encinas, sauces, olmos y majuelos. Pero sin duda la especia más llamativa es la Populus nigra, reconocida como Protección de Arbolado. Y dentro de la fauna destacan animales tan conocidos como la liebre, la codorniz, la perdiz o los milanos.

Además, cuenta con lugares de Interés Patrimonial como son La Ermita de Nuestra Señora de Veladiez. Un edificio románico que conserva el pórtico con arco de medio punto y una característica espadaña de dos campanas. Su pequeña nave románica tiene un ventanal abocinado al Oeste y una cornisa de canecillos al Norte. La Iglesia de San Pedro es otro atractivo ya que está compuesta por una nave con piedra de sillares. Tiene ábsides pentagonales con dos ventanales, cornisa y una torre también de pierda, con dos cuerpos, el superior de campanas. El potro y las fuentes volumétricas son otro aliciente para las visitas de la zona.

Dentro de su Inventario Arqueológico damos con el Yacimiento de Parrales I por el camino de la Mata a unos 150 metros el cual data de la época prehistórica. El Yacimiento de Parrales II de la época Tardorromana y el de San Roque de la misma época.

  • Las fiestas reconocidas dentro de la localidad de Espirdo son:

-Nuestra Señora de Veladiez, primer domingo de mayo.

-San Isidro, 15 de mayo.

-San Pedro Apóstol, 29 de junio.

-Nuestra señora del Rosario, segunda semana de septiembre.

  • La actual pedanía de La Higuera o “La Figuera” como se denominaba en el siglo XVIII debido al árbol frutal, tiene detrás una bonita historia:

Cuenta la leyenda que muchos años atrás el término estaba ocupado por enormes viñedos. En ellos vivían dos hermanas llamadas Santa Rita y Santa Quiteira. Sus maridos eran dueños de la zona vinícola y debido a ello bebían en exceso además de pagar sus frustraciones con aquellas. Las hermanas rogaban cada día al cielo que les librara de esa situación. Una pedía que lo modificara por tierra de higos, la otra deseaba que fuera de brevas. Y de pronto, como si de golpe de magia se tratase, un día se levantaron y vieron que todo su mundo había cambiado. Los viñedos desaparecieron y en su lugar quedó multitud de higueras que es la única planta que da dos frutos (higos y brevas). Dicha historia está recopilada en el libro de Ignacio Sanz, Etnografía segoviana.

El término está habitado por 215 vecinos, tan sólo a 3 kilómetros de Espirdo. Uno de los atractivos naturales de La Higuera son los manantiales petrificantes con formación de tuf (Cratoneurion) que se encuentra en la bajada norte al cauce del Arroyo Polendos y que se incluye dentro del ASVE del Pinar y por tanto dentro de Protección Natural.

A su vez el Pinar de Quintanar es una zona famosa en la que encontramos níscalos y setas de temporada. También destaca el mirador de Asenjo y la Vereda de Camino Brieva Arroyo el cual comienza en La Higuera y concluye en Torrecaballeros.

La Iglesia de Santo Tomás, el Potro del Corral del Concejo y su fuente son consideradas como Protección Integral. La peculiaridad de la Iglesia es debido a su portada románica con decoración figurativa y tiene su inspiración en el maestro del Monasterio de Santo Domingo de Silos.

Contamos con intereses arqueológicos como son el yacimiento de El Olmazo perteneciente a la época Altomedieval y Bajomedieval. La Serrana es otro yacimiento situado en dirección oeste, en la parte saliente del pueblo. O el Arco de la Calera entre el paseo que va hacia Espirdo.

Dentro de sus festividades encontramos:

-Santa Águeda, el 5 de febrero.

-San Antonio, el 13 de junio.

-Santo Tomás, el 3 de julio.

-La Virgen del Rosario, el 12 de octubre.

Según el Diccionario de Pascual Madoz, en el año 1845, La Higuera era un lugar con ayuntamiento de la provincia, partido judicial y diócesis de Segovia, situada en una hondonada rodeada de cerros por todos lados y próximo al nacimiento del río Polendos le combaten poco los vientos, y su clima es mediano; tiene 30 casas, escuela de instrucción primaria común a ambos sexos, a la que concurren 30 alumnos; 2 pozos, uno que sirve para el uso de los vecinos, y el otro para el de los ganados; y una iglesia parroquial (Sto. Tomás Apóstol), servida por un párroco y un beneficiado; el curato es de segundo ascenso y de provisión real y ordinaria; tiene por anejo a Mata de Polendos, en donde hay una iglesia, Santa Águeda. El término confina N. Brieva; E. Torrecaballeros; S. Espirdo, y O. la Mata de Quintanar; hay en él un monte de unas 40 obradas, a la parte del Norte una cantera de excelente piedra encarnada; y varios pastos para los ganados y le atraviesa de este a oeste, el citado arroyo Polendos que se seca en tiempo de verano. El terreno es pedregoso, de secano y regadío, y se cultivan sobre 800 obradas de primera, segunda y tercera calidad. Caminos los que dirigen a los pueblos limítrofes. Produce trigo, cebada y centeno; mantiene ganado lanar y vacuno; y cría alguna caza. Industria y comercio, la agrícola y exportación de los frutos sobrantes. Población  40 vecinos, 156 almas.

Tizneros es otra de las pedanías de Espirdo compuesto actualmente por 236 habitantes.

El nombre tiene su origen en el verbo “tiznar” o “manchar con tizones” por su relación con la antigua costumbre de obtener carbón vegetal en el territorio dese la época de la Edad Media.

Dentro de sus lugares de interés nos topamos con la Iglesia de San Juan Bautista en la que en su interior encontramos elementos que datan desde los siglos XVI.

Los parajes naturales cuentan con la Charca de la Cerquilla la cual se encuentra en el tramo entre Espirdo y Tizneros. Al igual que su geología y geomorfología debido a los Ortogneises y banda de cizalla.

Es muy típica de dicha zona realizar la matanza al igual que otras celebraciones nacionales como es el entierro de las sardinas en Carnavales.

En sus celebraciones destacan:

-Nuestra Señora de Veladiez, primer domingo de mayo.

-San Isidro, 15 de mayo.

-San Juan, 24 de junio.

-San Juan Degollado, el 29 de agosto.

Según el Diccionario de Pascual Madoz, en el año 1845, Tizneros era un lugar que forma ayuntamiento en unión de Espirdo, situado en un llano algo húmedo, próximo a las sierras de Guadarrama; le combaten todos los vientos y su clima es frio. Tiene 22 casas; una fuente de buenas aguas de las cuales se utilizan los vecinos para sus usos, y en los afueras una iglesia parroquial (la Degollación de San Juan Bautista) aneja de la de Espirdo, cuyo párroco la sirve. El término confina N. Torrecaballeros; E. el mismo Torrecaballeros y Cabanillas; S. Trescasas, y O. Espirdo. El terreno en lo general es llano, pero flojo y do poca miga, caminos de herradura que dirigen a los pueblos limítrofes, en mediano estado, producción  trigo, centeno, lino, patatas y algunas otras legumbres, y mantiene ganado vacuno. Población 16 vecinos, 55 almas.

 

 (Fuentes: Madoz, Pascual, Diccionario geográfico, estadístico, histórico de España y sus posesiones de ultramar, Almendralejo, Biblioteca Santa Ana, 1989, 10 vols., Enciclopedia Universal Ilustrada europeo-americana, Madrid, Espasa-Calpe, 1958-, 113 vols., Instituto Nacional de Estadística, Aydillo San Martín, Julián, Pueblos y Apellidos de España, Editorial Club Universitario, San Vicente (Alicante), 2006, Celdrán Gomáriz, Pancracio, Diccionario de topónimos españoles y sus gentilicios, Espasa-Calpe, S.A., Madrid, 2004, www.ayuntamientoespirdo.es.)

 

5º) RELACIÓN DE HECHOS Y CARACTERÍSTICAS DE IMPORTANCIA DE LA POBLACIÓN

         Tres hechos principales destacan en la historia de Espirdo, y que por su importancia, pueden conformar la simbología propia de la localidad:

 1º) Su nombre, Espirdo. Que significa espíritu.

2º) La existencia de la pedanía llamada La Higuera.

3º) La existencia de la pedanía llamada Tizneros.

 

6º) PROPUESTA DE ESCUDO DE ARMAS Y BANDERA

Tomando como referencia los tres hechos destacados mencionados en el punto anterior, se propone la siguiente simbología para la confección del escudo de armas y bandera:

1º) La figura de una paloma en vuelo.

2º) La figura de una higuera.

3º) La figura de dos tizones en aspa.

 

Así, atendiendo a criterios de diseño, simbología y estética, establecidos por las Ciencia Heráldica y la Vexilología, el escudo de armas y bandera propuestos quedan organizados de la siguiente manera:

  1. Escudo:

Escudo español cuadrilongo de base redondeada. Mantelado en punta, partido: 1º, en azur (azul), una paloma de plata, en vuelo, 2º, en oro, una higuera al natural, mantel, en plata, dos tizones al natural, en aspa. Al timbre corona real cerrada que consiste en un círculo de oro engastado de piedras preciosas, sumado de ocho florones de hojas de acanto, de los cuales tres aparecen ocultos y visibles cinco, interpoladas de perlas y de cuyas hojas salen sendas diademas sumadas de perlas, que convergen en un mundo de azur (azul) con el semimeridiano y el ecuador de oro sumado de cruz de oro. La corona forrada de gules (rojo). (Boca del escudo y corona según artículos 11 y 12 del Decreto 105/1991 de 9 de mayo de la Junta de Castilla y León).

  1. Bandera:

Paño de proporciones 1/1, ancho por largo, dividido longitudinalmente desde la esquina superior del asta hasta la esquina inferior del batiente; el triángulo al asta es rojo carmesí y el triángulo al batiente es blanco. En el centro de la bandera el escudo municipal que es: Escudo español cuadrilongo de base redondeada. Mantelado en punta, partido: 1º, en azur (azul), una paloma de plata, en vuelo, 2º, en oro, una higuera al natural, mantel, en plata, dos tizones al natural, en aspa. Al timbre corona real cerrada. La altura del escudo es 2/3 del ancho de la bandera. (Proporciones del paño según artículo 13 del Decreto 105/1991 de 9 de mayo de la Junta de Castilla y León).

-Justificación de muebles o figuras, metales y esmaltes:

1º) Los campos o particiones del escudo. En el primer cuartel, aparece una paloma en vuelo que es la representación habitual del espíritu, significado del sustantivo Espirdo. En el segundo cuartel, aparece una higuera en representación de la pedanía de La Higuera. En el tercer cuartel o mantel, aparecen dos tizones en aspa en representación de la pedanía de Tizneros, ya que este nombre viene del carbón vegetal que se obtenía en la zona. Todos los esmaltes y colores atienden tanto a la estética como a la ley heráldica de no poner color sobre color ni metal sobre metal.   

2º) Los campos o particiones de la bandera. En el triángulo de tela unido al asta, el color carmesí, el segundo triángulo al batiente de color blanco, característicos de Castilla y León. (Artículo 14 del Decreto 105/1991 de 9 de mayo de la Junta de Castilla y León).

 

   La precisión de los esmaltes se determinará por la escala siguiente, según el Real Decreto 2267/1982, de 3 de septiembre, por el que se especifican técnicamente los colores del Escudo de España:

-Sable (negro): RGB (0,0,0), CMYK (0, 0, 0, 100)

-Gules (rojo): RGB (181,0,39), CIELAB (35,0;70,0;37,0), CMYK (0, 100, 80, 0)

-Plata: RGB (178,178,178), CIELAB (255,0:3,0;78,0), CMYK (0, 0, 0, 30)

-Oro (amarillo): RGB (159,126,0), CIELAB, (90,0;37,0;70,0), CMYK (20, 30, 100, 0)

-Sinople (verde): RGB (0,111,70), CIELAB (165;0,41,0;31,0), CMYK (100, 10, 70, 0)

-Azur (azul): RGB (0,68,173), CIELAB (270,0;35,0;26,0), CMYK (100, 50, 0, 0)

-Púrpura: RGB (196,76,22), CIELAB (0,0;52,0;50,0), CMYK (0, 70, 0, 0)

-Rojo Carmesí: RGB (220, 20, 60), CMYK (0, 91, 73, 14)

 

CMYK = CMAN, RGB = RVA

 

DESCARGAR INFORME HERÁLDICO AQUÍ: Informe-proyecto de Espirdo

DESCARGAR INFORME FAVORABLE DE APROBACIÓN DEL ESCUDO MUNICIPAL: CDº INFORME ESCUDO Y BANDERA(1)